martes, 30 de agosto de 2011

¿SALVESE QUIEN PUEDA?

Este post es duro, pero creo que es importante dar mi opinión sobre la situación que atraviesa mi país pues para que haya un verdarero desarrollo cultural y gastronómico es necesario que muchas cosas cambien en México y creo que este es un tema del que todos debemos de participar como cocineros y como mexicanos. Y si, yo si creo que la alimentación, la cocina y la gastronomía de México se verán también afectadas por el actual clima político que se respira a todos los niveles. La desigualdad es la semilla de la violencia y éste es un problema que nos afecta a todos los mexicanos. Sin paz, sin estabilidad, sin igualdad de oportunidades no habrá jamás una NUEVA COCINA POPULAR MEXCIANA.

Una vez más como en todas las revoluciones, la clase intelectual, los librepensadores y los artistas deben de liderar la resistencia y la insurgencia. Habrá quien diga que no es para tanto, que no nos dejemos llevar por voces, procelitistas, amarillistas, tendenciosas y alarmistas. A ver que dicen esas mismas personas cuando el año que viene se devalúe el peso y no puedan sacar sus dolares de los bancos. Si el gobierno, sea de derechas, de centro o de izquierdas, no puede controlar esta situación nos enfrentamos al colapso, a la fuga de capitales y al exodo masivo del dinero mexicano a Estados Unidos o Europa. Tal vez ha llegado el momento de pedir ayuda de fuera.

Ante esta situación el mexicano de a pie está desprotegido. Hoy mas que nunca hace falta la presencia de Observadores Internacionales que denuncien el incumpliemento de los Derechos Humanos, de periodistas valientes que quieran arriesgarse a salvar vidas a costa de la suya, y de ciudadanos con liderazgo para usar con responsabilidad las herramientas democráticas de la desobediencia civil y de un activismo pacífico que actúe como palanca de presión para obligar a las instituciones a servir a todos los mexicanos por igual, a todos, sin importar en donde vivan o por quien hayan votado.

Entre todos. Tenemos que ayudar a achicar el agua que entra a nuestro barquito por todas partes.

Y a los mexicanos que se dedican a hacer agujeros en el casco con una mano mientras hacen como que hacen por ayudar con la otra les mando en nombre de todos los que  sí queremos ver un México soberano de aquí a 100 años:

"No eres digno del pinche suelo que estas pisando"

Nos enfrentamos a nosotros mismos en más de un sentido. Se nos acabó la suerte. Ahora toca luchar por recuperar el estado de derecho que malvendimos a cambio del espejismo del sueño Americano. No queríamos ser como Estados Unidos? Pues casi lo hemos conseguido! Violencia, armas, S.W.A.T en los estadios. Lo malo que es que aqui no tenemos super heroes...

Despierta mexicano, que tienes el agua hasta el cuello.

Me duele mucho ver cómo se deteriora MI país pero  no me voy a quedar de brazos cruzados. Ayer me ayudaron a darme cuenta de que aquí puedo hacer algo por México que no podría hacer si estuviera allá. Aquí me puedo expresar, allá sería un terrorista a los ojos del mal gobierno.

Así que desde el voluntario exilio les pido a los mexicanos que hagan lo que esté en sus manos por rebelarse contra el orden impuesto por el crimen organizado y que presionen en conjunto a los mexicanos que ostentan responsabilidades y cargos públicos a que hagan lo mismo.

Es momento de actuar como uno solo.

En nombre de los más de 12 millones de mexicanos que vivimos en el extranjero invito a todos los mexicanos a reflexionar sobre la responsabilidad de esta generación por hacer lo que haga falta para que no sean nuestros hijos los que tengan que pagar los platos rotos y tengan que vivir en un México bajo el protectorado de Estados Unidos, o peor aún, que tengan que emigrar al extranjero en busca de garantías de binestar en un "primer mundo" que se tambalea desde sus cimientos y que pende de la cada vez mas deshilachada cuerda del capitalismo. 

Atrevamonos a soñar y a crear soluciones, vamos a hablar de estos temas sin miedo, y vamos a actuar juntos por conseguir que los mexicanos que matan mexicanos salgan de sus agujeros.

Vamos a reinventar México y a desterrar los malos habitos del pasado.

Vamos a luchar, no por el México que se nos fue, ni mucho menos por el que es, si no por el que todos queremos que sea!

Se los pide un mexicano que después de vivir dos años en Canadá y de vivir más de 10 años en Euskadi, sigue teniendo una sola nacionalidad. La mía. La Méxicana.

Nací y me moriré siendo mexicano, por que se que mis ojos verán un renacer en la concienca colectiva de un país que ya está harto de quejarse de lo mal que nos va en la vida.  El tren en el que ahora vamos se va a descarrilar. Llegó el momento de cambiar de tren para llegar a nuestro destino. Próxima estación: Esperanza.

Manu Arriaga.
Numero de Identificación para Extranjeros NUM. X5263235F

¿QUIERES SABER MÁS?

Mientras tanto aqui los dejo con el avance de este maravilloso y esperpéntico documento al que yo llamaría "Que bonito, que bonito y que requetebonito país tenemos Felipito"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada