lunes, 9 de septiembre de 2013

¿Y DE LOS TACOS EN LA BANQUETA QUIÉN SE PREOCUPA?

ME LLENA DE ORGULLO y SATISFACCIÓN RECIBIR COLABORACIONES ESPONTÁNEAS QUE LA GENTE QUE NOS LEE NOS HACE LLEGAR A NUESTRO SITIO OFICIAL EN FACEBOOK. ESTE TEXTO ES ESPECIAL PORQUE REFLEJA LA PREOCUPACIÓN POR OCUPARNOS DE UNO DE LOS PILARES DE NUESTRA ALIMENTACIÓN, NUESTRA COCINA Y NUESTRA GASTRONOMÍA DE LA QUE MUY POCAS VECES HABLAMOS. LA COCINA CALLEJERA. 
LOS INVITO A IMAGINAR SOLUCIONES PARA REINVENTAR UN ESCENARIO QUE DISTA MUCHO DE LA IMAGENEN QUE DE LA COCINA MEXICANA VEMOS EN LOS PRINCIPALES MEDIOS COMO SI MIRANDO PARA OTRO LADO SE ARREGLARAN LAS COASAS. USEMOS PUES LA CREATIVIDAD COMO HERRAMIENTA. 

EL  AUTOR DEL SIGUIENTE TEXTO ES PANCHO IBAÑEZ, COCINERO JALAPEÑO CON HARTO MACHETE! ESPERO QUE LES GUSTE.



LA REGULARIZACIÓN DE LA COMIDA AMBULANTE.

Se ha vuelto un tema que circula por el imaginario colectivo, por lo menos dentro del ámbito gastronómico y aunque a nadie le importe también tengo algo que decir al respecto. Me parece que hay realmente mucho más de fondo que lo que aparenta. No se trata únicamente de “ofrecerle al pueblo comida saludable y de calidad” como muchos dicen tomando como estandarte una supuesta preocupación por la salud alimentaria de la “clase trabajadora" es decir dándose “baños de pueblo”.

Lo que sucede desde un punto de vista personal es la intención de abarcar un mercado con pretensiones bien marcadas, en ningún momento se aleja de vista el negocio y tener un posible mercado cautivo a la puerta de los estacionamientos de los corporativos o de los edificios sede de oficinas y es completamente valido a fin de cuentas estamos en un país en el que “con dinero baila el perro”, lo que no se debe es disfrazar intenciones. Si en realidad estamos preocupados por la alimentación de la banda guerrera entonces tenemos la obligación de voltear la cara a las banquetas y ofrecer a todos los que en ellas elaboran nuestros manjares diarios la posibilidad de hacer de su producto algo mejor en cuanto a calidad y manejo seguro e higiénico de los ingredientes, no debemos olvidar que lo que vuelve a la Ciudad de México una capital mundial gastronomicamente hablando no son únicamente sus restaurantes y puntos de venta de alimentos bien establecidos, gran parte de ese logro se le debe a los tacos de la esquina, a los puestos de quesadillas, a la Doña de las gorditas, a la Tía Pelos o al Paisa…ellos son quienes han logrado darle identidad y mantener a flote gran parte de la Cocina Popular Mexicana, término tantas veces utilizado con fines de lucro.
Luego entonces porque no buscar el modo de “regularizar la cocina ambulante” ofreciendo capacitación lo que como primer punto generaría la creación de empleos (para los capacitadores), acercaría “al pueblo y a los grandes de la cocina” y lo más importante lograría que todos estos “puestos de garnacha” (aunque en ninguno vendan garnachas, antojito tradicional del centro de Veracruz) brinden a sus asiduos visitantes productos “seguros y de calidad”.
Al parecer lo que se busca es hacer permisible “la libre circulación regulada de FOODTRUCKS como en las grandes ciudades de primer mundo” lo que a final de cuentas no va a darle a la banda la posibilidad de adquirir un alimento bien elaborado, sano y a buen precio, para lograrlo se tendría que crear Menús económicos lo que tomando en cuenta el ingreso de la banda con base en el salario mínimo si le echamos cabeza sería una comida que no rebase los $35/40. 

Es fácil de entender el porqué en nuestras banquetas hay tal oferta de productos alimentarios, es para lo que nos alcanza, sólo debemos ayudarles a hacer bien las cosas, eliminar a líderes que cobren derecho de piso y utilizar esos ingresos para pago de capacitadores, desaparecer de las calles los puestos de hot dogs, hamburguesas y nachos para darle mayor cabida a quienes tengan la firme intención de mantener vivos el maíz, el frijol y el chile, evitar la importación de chiles secos y darle juego y plaza al producto local.
Esto para mí sería REGULARIZAR LA COCINA AMBULANTE, DARLE A LA CLASE TRABAJADORA PRODUCTOS DE CALIDAD AL ALCANCE DE SU SALARIO, SER HONESTOS Y MOSTRAR RESPETO POR LO QUE EN MUCHOS ASPECTOS NOS DEFINE. 
PANCHO IBAÑEZ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada