miércoles, 21 de mayo de 2014

EL COCINERO QUE ACABO POR CONVERTISE EN ESTRELLA DEL PORNO.



Fragmento de un artículo de EL OMNIVORO en referencia a las declaraciones de un tal Carlo Petrini sobre el momento en que vivimos a nivel alimentario, culinario y gastronómico. 

Sus palabras me traen a la mente lo que un servidor viene diciendo desde hace años y concretamente aquel post titulado LA NECESIDAD DE TRANSMITIR publicado allá por el año 2008. Mi discurso ha encontrado un valedor. ¡Machete! 

El italiano Carlo Petrini, creador del Slow Food, estuvo semanas atrás dando una conferencia en Montevideo, Uruguay al inaugurar la filial de ese movimiento en dicho país. Crítico acérrimo del actual sistema alimentario dijo que el mundo está sufriendo una especie de esquizofrenia porque en todas partes, todos los medios hablan a toda hora de la gastronomía, pero sólo de una parte de la gastronomía. “Hemos caído en la gastronomía del espectáculo”, expresó.
El italiano dijo que esta “liberación” que se da en torno al tema de la gastronomía produjo una pornografía alimentaria. “Se habla tanto de cocina, de gastronomía, pero los campesinos que producen los alimentos son tratados como lo último de la sociedad. Los campesinos que quieren producir alimentos biológicos son dispersados”, dijo.
Durante su disertación Petrini expresó: “Hemos perdido la sacralidad de la comida. Ya no le tenemos respeto, y el sistema sólo da valor al alimento a través de su precio. El precio transforma la comida en mercancía”.
“Nunca antes en la historia se había hablado tanto de gastronomía, y nunca antes ha habido tanta comida. Producimos alimentos para doce mil millones de personas, y somos apenas siete mil millones, mil millones y medio de los cuales pasa hambre”, siguió diciendo.
“Este sistema alimentario es un sistema criminal, es importante comprender como este sistema cambió la economía y la forma de vivir de las comunidades. Es un desastre, porque mueren niños, un desastre la industria alimentaria, la ambición, el libre mercado, los pequeños campesinos no tienen rédito suficiente para vivir, pero si Nestlé, McDonald”, siguió diciendo.
Para Petrini la gastronomía es una disciplina abarcante. “Es física, química, biología, genética, agronomía, zootecnia, conocimientos de los productos del mar. En su dimensión humanista es antropología, historia, economía, es economía política” expresó y para justificar sus dichos argumentó de la siguiente manera.
“Siempre en la historia de la humanidad se realizaron guerras por conquistar la tierra, no es verdad que actualmente no existan más esas guerras. En África millones y millones de africanos sufren la violencia de multinacionales, que van a comprar la tierra, en África no existe el catastro, ni propiedad privada, la tierra es utilizada por los pastores, los campesinos. Pero ahora no tienen tierras, se vendieron a las multinacionales para producir agrocombustible, esto es economía política, es gastronomía”

¡Y es puro show!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada